Curar La Eyaculación Precoz: Sí Es Posible Con Estos 2 Métodos

Curar Eyaculación PrecozSi quieres saber cómo curar la eyaculación precoz y satisfacer plenamente a tu pareja, sigue leyendo porque aquí te damos algunos consejos que podrás utilizar.

Hay muchos factores que contribuyen a que un hombre sufra de eyaculación precoz, y aclaramos que todos los hombres, alguna vez en su vida, saben lo que es eyacular antes de tiempo. ¡Así que líberate de presiones excesivas y pon en práctica estas técnicas!

Para curar la eyaculación precoz, primero aprende a tocarte

Una de las causas de terminar demasiado rápido, es una mala práctica masturbatoria durante la adolescencia. Los adolescentes son intensos, y el instinto de supervivencia (que hace que el hombre eyacule rápido para asegurar la fecundación del óvulo) se combina con la intensidad de su deseo sexual, que es tan grande y urgente que no lo puede controlar. Así que se masturba una y otra vez, logrando más bien “acostumbrar” el cuerpo a las eyaculaciones rápidas.

Y así como una mala práctica masturbatoria puede ser una de las causas de la eyaculación precoz, una buena práctica puede ayudar a “reacostumbrar” el cuerpo a retardarla. Este es el primer paso en el proceso para curar la eyaculación precoz. Así que… ¡manos a la obra!

Al masturbarte, dispón de tiempo y que nadie te moleste. Relájate y tranquilízate. Haz de esto un ritual íntimo, que debe durar al menos 20 minutos. Es lo que se llama masturbación controlada. Aprende a reconocer las señales que te indican que el orgasmo está cerca, para así poder parar la estimulación. La idea es que cuando estés cerca de eyacular puedas detenerte, esperar 30 segundos más o menos, y volver a masturbarte. Repite esto cuatro o cinco veces y luego sigue hasta eyacular. De esta manera te irás acostumbrando a reconocer las sensaciones previas al orgasmo.

También puedes hacerlo con tu pareja, si la tienes; puedes pedirle que espere mientras te encuentras en la fase de reposo, y reanudar la estimulación.

Otro método para curar la eyaculación precoz

La técnica de Kegel es la otra gran recomendada. Consiste en la contracción del músculo púbico-coxígeo, y lo puedes sentir justo entre el perineo y el ano. Esta contracción se hace a través de una serie de ejercicios para identificar y tonificar los músculos pélvicos, lo cual se aprende fácil y rápidamente.

Para identificarlos, al orinar, siéntate en el inodoro y trata de parar el flujo de orina. El músculo púbico-coxígeo es el único que la detiene, así que podrás sentirlo y sabrás dónde está. Una vez identificado, trata de parar la orina en repetidas ocasiones, contrayendo el músculo 3 o 4 segundos durante 10 veces. Es recomendable repetir este procedimiento al menos 6 veces al día los siguientes dos días.

Luego en lugar de 10 veces, interrumpes el flujo de orina 20 veces, e incluyes ahora series rápidas de contracciones, imitando las que acompañan al orgasmo; en esta fase es importante que incorpores el factor psicológico mediante pensamientos eróticos, así las contracciones se asocian al sexo.

Esta son dos de las técnicas que más resultados dan para curar la eyaculación precoz. Ponlas en práctica, ten paciencia y sus efectos se harán sentir. Y si quieres potenciarlos mucho más y resolver definitivamente tu problema, entonces lo mejor que puedes hacer es seguir paso a paso la guía DOMINA TU ORGASMO de Giancarlo Tassara.

Cómo curar el eyaculamiento precoz

En ella encontrarás absolutamente todo lo que necesitas saber para durar más y ser un amante inolvidable para tu pareja: técnicas y posiciones perfectas, métodos para eliminar la ansiedad y muchos más secretos y estrategias para olvidarte para siempre de todas tus frustraciones sexuales.

Es la solución completa y natural que te dirá claramente cómo curar el eyaculamiento precoz. No esperes a que tu novia te deje por otro:

HAZ CLIC AQUÍ AHORA y muy pronto serás ese amante apasionado y experto que toda mujere desea para sus noches de sexo.

Testimonio de Domina Tu Orgasmo

testimonio
0 comments… add one

Leave a Comment